Miembro de:

¿Alimentos tóxicos? Descubre la verdad sobre los residuos de plaguicidas en los alimentos

En la actualidad, los plaguicidas desempeñan un papel fundamental en la producción agrícola al proteger los cultivos de plagas y enfermedades. Sin embargo, su uso también plantea preocupaciones en relación con los residuos de plaguicidas que pueden quedar en los alimentos que consumimos. En este blog, exploraremos sobre los residuos de plaguicidas en los alimentos y salud de los consumidores.

La inocuidad alimentaria es esencial para garantizar que los alimentos que consumimos sean seguros, nutritivos y de calidad. Cada vez son más los consumidores que están tomando conciencia de la importancia de elegir alimentos que no sólo satisfagan sus necesidades nutricionales, sino que también cumplan con los estándares de calidad.

Sin embargo, la responsabilidad de garantizar la inocuidad alimentaria recae no solo en las autoridades, sino también en todos los actores involucrados en la cadena alimentaria. Desde los agricultores hasta los fabricantes, distribuidores, comercializadores, manipuladores de alimentos y, por supuesto, los consumidores, cada uno desempeña un papel vital en la aplicación de las normativas y en el cuidado del almacenamiento, manipulación y procesamiento adecuados de los alimentos. Así mismo, durante todo el ciclo de la cadena alimentaria, las autoridades competentes tienen la responsabilidad de establecer normativas y medidas de control para garantizar el cumplimiento de las mismas a través de sistemas de vigilancia y monitoreo.

PROBLEMÁTICA

La producción agrícola se enfrenta constantemente a diversos desafíos, y uno de los aspectos clave dentro del Manejo Integrado de Cultivos es el uso de plaguicidas. Estas sustancias químicas desempeñan un papel importante en la protección de los cultivos y la mejora de los rendimientos; sin embargo, debido a que son sustancias químicas, deben ser usados siguiendo las buenas prácticas agrícolas para poder asegurar que los alimentos que lleguen a los consumidores sean seguros de consumir. 

¿Qué son los residuos de plaguicidas?

Son cantidades reducidas de la combinación del plaguicida y/o sus metabolitos, en los alimentos para humanos y/o alimentos para el ganado, que pueden permanecer después de la aplicación de productos para protección de cultivos. Por ello, para garantizar que los alimentos agropecuarios estén libres de niveles peligrosos de residuos, se establecen los límites máximos de residuos (LMR).

EVALUACIÓN DE RIESGO DIETÉTICO

Esta evaluación se realiza para determinar si los niveles de residuos presentes en los alimentos representan un riesgo para la salud humana. Se tienen en cuenta factores como la toxicidad de los plaguicidas, la exposición estimada a través de la dieta y los hábitos de consumo. La evaluación de riesgo dietético proporciona información precisa y científica que permite establecer los límites máximos de residuos (LMR) y garantizar la seguridad alimentaria.

Conoce algunos ejemplos aquí 

LÍMITES MÁXIMOS DE RESIDUOS

Son valores legalmente permitidos en alimentos o piensos (frescos, procesados y de origen animal), después del uso de un producto de protección de cultivos de acuerdo a las buenas prácticas agrícolas.

Los límites máximos de residuos:

  • Se basan en estudios de residuos supervisados de campo que son conducidos considerando la condición más crítica de uso a recomendar en la etiqueta de un producto.
  • Su uso recomendado está sujeto a la evaluación de riesgo dietético y, por tanto, corresponde a un uso seguro para los consumidores de alimentos.
  • Siendo un valor seguro no consiste en un límite de seguridad. Si se detecta un nivel de residuo que es superior al límite legalmente propuesto, se deben realizar nuevas evaluaciones de riesgo dietético para determinar si representa un riesgo para la salud de los consumidores.

¿Para qué se establecen?

Los LMR garantizan que los alimentos que consumimos estén libres de niveles peligrosos de residuos de plaguicidas, así mismo, facilitan el comercio de los productos agrícolas al establecer estándares uniformes. Estos límites permiten la exportación e importación de alimentos, ya que los países pueden confiar en que los productos cumplen con las regulaciones de seguridad establecidas.

Además, los LMR proporcionan un punto de referencia claro para el monitoreo y cumplimiento de los niveles de plaguicidas en los alimentos. Los productores pueden realizar pruebas y verificar si los alimentos cumplen con los estándares establecidos.

¿Quieres saber cómo se establecen los LMR? Ingresa aquí

PERIODO DE CARENCIA

Se le conoce al periodo de tiempo que debe transcurrir después de la aplicación de un plaguicida en un cultivo, antes de la cosecha o el consumo de los alimentos.

El periodo de carencia garantiza que los alimentos estén libres de niveles excesivos de residuos de plaguicidas al momento de ser consumidos, protegiendo así la salud de los consumidores. Además, respeta las regulaciones y normativas establecidas, contribuye a prevenir la resistencia de plagas y enfermedades, y evita la contaminación del medio ambiente.

Por ello, es de vital importancia que los agricultores y productores lean la etiqueta y respeten los periodos de carencia.

¿CÓMO PODEMOS REDUCIR EL RIESGO DE LOS PRODUCTOS PARA LA PROTECCIÓN DE CULTIVOS?

Existen diversas prácticas agrícolas que pueden contribuir a reducir los residuos de plaguicidas en los alimentos. A continuación, se mencionan algunas de ellas:

Manejo integrado de plagas (MIP): El MIP es una estrategia que busca prevenir y controlar las plagas de manera holística y sostenible. Se basa en técnicas como la rotación de cultivos, la diversificación de cultivos, el uso de cultivos resistentes, la introducción de enemigos naturales de las plagas y el monitoreo regular de las poblaciones de plagas. Al implementar el MIP, se reduce la dependencia de los plaguicidas y se reduce la necesidad de aplicaciones químicas.

2. Uso responsable de plaguicidas: Es fundamental utilizar los plaguicidas de manera responsable y siguiendo las recomendaciones del fabricante y las regulaciones vigentes. Esto incluye respetar las dosis recomendadas, aplicar los plaguicidas en el momento adecuado y de manera selectiva, y evitar la sobre aplicación innecesaria. Además, es importante capacitar a los agricultores sobre el uso seguro de los plaguicidas  y promover la adopción de prácticas de seguridad durante su manipulación y almacenamiento.

3. Protección personal y seguridad durante la aplicación: Los agricultores y trabajadores agrícolas deben utilizar equipo de protección personal (EPP)   adecuado, como guantes, gafas de seguridad y ropa protectora, al manipular y aplicar plaguicidas. Además, es fundamental seguir las prácticas de seguridad recomendadas durante la mezcla, carga y aplicación de los productos químicos.

4. Monitoreo de residuos y cumplimiento de los límites máximos: Realizar un monitoreo regular de los residuos de plaguicidas en los alimentos y garantizar el cumplimiento de los límites máximos de residuos  establecidos es fundamental. Esto ayuda a asegurar que los alimentos estén dentro de los niveles seguros de residuos de plaguicidas y protege la salud de los consumidores.

CONCLUSIÓN

Los residuos de plaguicidas en los alimentos no los hacen automáticamente tóxicos. Los límites máximos de residuos se establecen para garantizar la seguridad alimentaria y proteger la salud de los consumidores. Así mismo, respetar el periodo de carencia y la implementación de buenas prácticas agrícolas puede contribuir a reducir el riesgo asociado con el uso de plaguicidas en la agricultura y promover prácticas más sostenibles y seguras.

¿Quieres conocer más acerca del tema? Revisa nuestro webinar gratuito aquí

🌱 Cultivida…Innovando por el desarrollo sostenible de la agricultura peruana.

#Cultivida #Cultivos #Plaguicidas