animacion

El 91% de los agricultores en Perú realizan un manejo inadecuado de sus envases vacíos de agroquímicos



El 91% de los agricultores en nuestro país realizan un manejo inadecuado de sus envases vacíos de agroquímicos, indicó el director ejecutivo de la Asociación CultiVida, Carlos Rodríguez Koch.

Detalló que el 34% de los agricultores quema el envase, el 32% los entierra, el 25% los tira a la basura. Además, un 4% los deposita en un contenedor oficial, el 3% les da otros usos, un 1% les realiza un triple lavado, 1% los vuelve a utilizar. Nadie los devuelve a quien se lo vendió (distribuidor).

“Se debe almacenar los envases con sus respectivas tapas, etiquetas y preferentemente en la caja de cartón original y luego entregarlos en los Centros de Acopio (previa aplicación del triple lavado y deben ser perforados para evitar su reutilización). En nuestro país la reutilización de envases de plaguicidas, así como la venta de estos, es frecuente y hay mucha adulteración”.

Manifestó que los envases no se deben quemar ni enterrar en el campo, mucho menos arrojarlos a los cursos de agua. “Este es un tema que genera gran preocupación en la industria, porque generalmente en todas las cuencas, ríos, valle, acequias y campos encontramos envases de agroquímicos vacíos tirados”.

Uso del producto

Indicó que el problema que se tiene en Perú con el uso de estos productos -sobretodo a nivel de pequeño y mediano productor- es en la protección personal. “Se debe crear consciencia en el agricultor para que se protejan al momento de aplicar agroquímicos”.

“Las escusas para no usar el equipo de protección es que son muy calientes o son incómodos, pero son necesarios para proteger la salud”, sostuvo. Al respecto, dijo que el equipo de protección consiste en mameluco, delantal impermeable, gorro o capucha impermeable, guantes de nitrilo, botas o zapatillas impermeables con suela gruesa, antiparras o capuchas de protección, y máscara respiratoria.

Carlos Rodríguez resaltó los riesgos que puede generar el mal uso de un agroquímico, así como la inadecuada disposición del envase, pudiendo ocasionar problemas de salud en el ser humano, así como daños en el medio ambiente.

Detalló que las vías de penetración en una intoxicación son tres: Inhalatoria (ingresa por la nariz), oral (ingresa por la boca) y dermal (ingresa por la piel). Agregó que las rutas de penetración son: a través de la frente puede ingresar un 36%, por la mejilla un 46%, brazo 28%, antebrazo 8%, mano 12%, pies 13%, escroto 100%.

Almacenamiento

En otro momento, el director ejecutivo de CultiVida, se refirió al adecuado almacenamiento de agroquímicos. En ese sentido, recomendó comprar los productos solo a vendedores autorizados y adquirirlos de acuerdo a la necesidad; almacenarlos en lugares ventilados y secos; no guardarlos en la casa; mantenerlo alejados de los niños y animales domésticos; y no trasvasar los productos en envases de gaseosas u otro tipo de envase.

En cuanto al transporte, señaló que hay que empacar los agroquímicos en bolsas y cajas de manera que impidan el contacto o mezcla con otros productos. Además, no transportarlo en la misma cabina con otros productos como alimentos y piensos, medicamentos, ropas, personas y animales, material inflamable; entre otros. Realizar la carga y descarga del productivo con cuidado para evitar golpes y abolladuras.

Dato

La entidad encargada de otorgar el registro a los plaguicidas es el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), previa evaluación de la Dirección General de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria (Digesa) del Ministerio de Salud, y la Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios (DGAAA) del Ministerio de Agricultura y Riego.

Fuente: Agencia Agraria de Noticias




Rebotes en Medios